Loading...
Reglamentación2017-05-21T11:43:44+00:00

Esta decisión fue tomada por la Comisión Europea el 11 de octubre de 2006 y quedó asentada en el Reglamento CE 1507/2006.

Dicho reglamento obliga a los productores a determinadas prescripciones respecto al tipo de madera a utilizar (exclusivamente Quercus), el tipo de proceso autorizado y la prohibición de productos químicos o naturales añadidos (aromas, compuestos fenólicos)…

Desde entonces, el marco regulatorio se completó y se sustituyó con el Reglamento CE 606/2009, aprobado en julio de 2009. Este último, ahora el único válido, permite ampliar el alcance de la utilización de trozos de madera en la elaboración de vinos: ahora se pueden utilizar en todas las etapas de la elaboración del vino y su crianza.

Los productos de madera para enología en sus diversas formas (chips, duelas, bloques, insertos) se pueden utilizar para:
  • todo tipo de vinos,
  • en cualquiera de las etapas de la elaboración del vino (desde la fase previa a la fermentación),
  • esto se aplica a todos los 27 países miembros de la Unión Europea,
  • se refiere estrictamente al ámbito de aplicación definido por el reglamento.

Cada país miembro de la Unión tiene la libertad de aplicar disposiciones específicas más restrictivas para los vinos con denominación de origen protegida (D.O.P. – D.O.C.) o los vinos con indicación geográfica protegida (I.G.P.). Esto último se deja a discreción de los órganos competentes en la materia. En el caso de Francia es el Instituto Nacional de las Denominaciones de Origen (INAO, por sus siglas en francés). Además, se recomienda consultar a los sindicatos de denominación de origen para comprobar la idoneidad de la utilización de la madera para enología con prescripciones especiales.

Nuestros miembros